Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Quien sigue vivo??
Mar Mayo 24, 2016 8:58 am por Dreams

» no hay gente
Sáb Abr 23, 2016 10:16 pm por v vendetta

» tambien en la misma fecha 12 abril
Sáb Abr 23, 2016 9:27 am por v vendetta

» el pasado martes 12 abril
Sáb Abr 23, 2016 9:15 am por v vendetta

» hhehehehehehehehe
Sáb Abr 23, 2016 8:55 am por v vendetta

» 【Sound Novel】Umineko no Naku Koro Ni
Dom Jun 29, 2014 12:34 am por D. Dorado E.

» hola gente
Dom Ene 19, 2014 9:38 am por v vendetta

» Mouse Flour Style
Vie Dic 06, 2013 8:50 pm por D. Dorado E.


Triconcurso, zona de drabbles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elección de drabble favorito

17% 17% 
[ 1 ]
67% 67% 
[ 4 ]
16% 16% 
[ 1 ]
 
Votos Totales : 6
06052013

Mensaje 

Triconcurso, zona de drabbles




Triconcurso, zona de drabbles: A continuación, se mostrarán los escritoss de los participantes. Votad por el que más os guste ^^

Concursante A:


Oblítus:
¿El crimen perfecto?
En una montaña perdida en el tiempo, olvidada por todos y buscada por muchos existe un pueblo sencillo donde el número de ciudadanos era tan corto que todos en el pueblo se conocían, era un pueblo gobernado por un sistema de seguridad (policía) que solo permitía el ingreso y salida de ciertas personas.
Aquí entro yo, soy un policía y soy el más joven de todo el sistema, y vengo aquí a contarles una historia.
En un día de trabajo común y corriente estaba yo patrullando las calles cuando llego el cambio de turno. Yo aprovechaba el cambio de turno para estar con mis compañeros de trabajo, mis amigos, dentro de la posada de la señorita Madoca, todo estaba de maravilla hasta que de un pronto a otro escuche un vidrio romperse en el piso de arriba, al inicio lo ignore pero unos minutos más tarde escuche un grito y como policía que soy subí con mis dos amigos a ver qué pasaba y al subir nos encontramos con un cuerpo muerto, era una chica de cabello blanco y ojos rojos, cuando lo vimos empezamos a buscar evidencia para encontrar al culpable… pero…. No encontramos nada…
Unos días después comenzaron los operativos para tratar de encontrar al culpable y claro empezamos a buscar en el lugar de los hechos… hasta que un oficial dijo “pero en la posada no solo habían ciudadanos” en ese momento me di cuenta de que yo y mis amigos, Masaru y Saya, estábamos en la lista de sospechosos.
Al día siguiente: yo y mis amigos empezamos a realizar una investigación extra y dimos con la conclusión de posibles culpables: la señorita Madoca, la chica extranjera y la camarera que descubrió el cuerpo pero yo recuerdo que por un instante yo y mis amigos nos separamos en la posada por lo tanto todos estábamos de acuerdo en que uno de nosotros podía ser el culpable.
Las investigaciones continuaron pero nunca encontramos algo que nos pudiera ayudar a encontrar al culpable y nadie dijo nada importante durante las interrogaciones no se recolecto nada importante hasta que Masaru recordó que la camarera casi no dijo nada en la interrogación. Unos minutos más tarde regresamos a la posada y hablamos con ella pero no pudo hablar con nosotros por lo que estaba atendiendo la posada pero unas horas después logramos hablar con ella, Mizaki era una chica de pelo rosado muy tímida, cualquiera diría que ella no tiene nada que ver en esto pero gracias al caso de “los dedos del rio” aprendí que hasta la persona más tranquila en este pueblo puede tener otra cara. Cuando hablamos con ella nos dijo que ella no vio nada importante, ella solo descubrió el cuerpo.
Un día después:
Llevo una semana en este caso y no he podido atrapar al culpable de este asesinato hasta que recordé a la chica extranjera, Makoto es una chica extranjera que lleva cuatro meses viviendo en este pueblo, decidí ir a la casa de ella para interrogarla y cuando la encontré lo único que me dijo e “este crimen no tiene solución ya que el asesino no es humano” después de que me dijo eso perdí el conocimiento y cuando desperté estaba dormido en el parque al frente de la posada y una fuerza extraña me llevo a entrar a la posada y cuando entre todo estaba normal pero escuche una voz que me decía “el asesino no es humano y si quieres saber más busca donde comenzaste” después de eso procedí a buscar en la habitación de chica y cuando entre note que había algo detrás de la cortina pero no podía tocarlo ya que tenia la estricta orden de no des acomodar la escena del crimen por lo que corrí y busque al Masaru y le dije todo lo que había descubierto del caso. Cuando todo el sistema fue a la posada descubrimos que detrás de las cortinas lo que había era un arma de fuego.
Después de eso concluimos el caso en que la chica se había suicidado pero yo no creo eso…
La verdad pienso que este no es el final del caso… creo que es solo el inicio para tratar de resolver este crimen perfecto.

EXTRAS:
Lista de personajes:
Yo o Cuisona Kuro: joven policía. Solo tiene 3 años de trabajar en el sistema.
Masaru: amigo de Kuro y uno de los comandantes del sistema de seguridad.
Saya: joven chica amiga de Kuro. Solo tiene 6 mese de trabajar en el sistema.
Señorita Madoca: dueña de la posada “Sakura”. Madre de Taichi (no se menciona en la obra)
Makoto: chica extranjera y dueña de la fábrica de muñecas “Parasito”. No se sabe qué edad tiene y tampoco se sabe su lugar de procedencia.
Mizaki: sirvienta de la posada Sakura. Tiene una relación extraña con Saya (no se menciona que tipo de relación)
Lugares importantes:
Oblítus: palabra en latín que significa olvidado. Es el nombre del pueblo.
Sistema de seguridad: es la fuerza policiaca y militar que domina el pueblo.
Posada Sakura: es la posada más famosa del pueblo. Es donde comienza todo la historia.
EXTRAS:
Chica de pelo blanco: la mujer asesinada (el nombre no se ha decidido)
El caso de los dedos del rio: historia contada por Masaru. Fue lo que hizo que Kuro decidera entrar al sistema de seguridad (solo en la versión completa de la serie)
Oblítus: serie de historias que he creado con el fin de entretener a mis sobrinos cuando están de necios.
Esto es un resumen de una pequeña historia que estoy escribiendo.
No todo lo que salga en esta pequeña historia saldrá en la versión completa.





Concursante B:
Cuello Pálido (opalado)
Veo. Veo…veo…el agua, helada, parece dividir tres mundos: La muerte, la vida, la inconsciencia, en tonos pálidos, flotantes, airosos.
Creo recordar palabras vagas de alguien que me susurró sobre la demencia, dividida entre los allegados a ella y los que convivían sin ella, estos segundos eran los privilegiados de vivir adecuadamente en la sociedad, en compañía, con miedo y cadenas (o a gusto, estoy seguro que existe quien realmente encuentra cómodo aquello); pero ahora… estoy seguro que soy incapaz de recordar su nombre, su cara o la intención de su frase, a mi mente sólo eran recurrentes sus palabras huecas, sin sentido y sin alma. Eran sólo letras en mi cerebro, ni siquiera llegaban a ser ideas o pensamientos, como una grabadora que reproduce, simplemente las recordaba con ociosidad de alguien que hace vagar su mente por puro capricho.
Sonreí enseñando la perfecta dentadura, mi mente es un caos, vaga por recuerdos hacía mucho olvidados, sentimientos sin pies ni cabeza, sin archivo o propósito…de alguna forma serenos, sin importar cuán violentos o intensos eran, no me movían ni un centímetro, cual persona que aún no acepta algo demasiado fuerte.
No, las personas, sin importar su condición siempre estaban lejos de ser simétricas, los pensamientos, caos y contradicción; no, incluso estaba lejos de ser eso, era algo más, algo que incluso yo no llegaba a entender, por eso podía seguir sosteniendo su cuello cubierto de ópalos sin culpa. Un concepto que se me escapaba como líquido, pues su género era transparente.
Me separa de la muerte el agua, fría, un tacto tan frío que me hace querer retroceder.
Allí estaba su cabello, castaño, ondulado. Flotando sin cuidado en la bañera. Con el cuarto de baño empapado por el desborde de la tina. Sí, la cerámica estaba empapada.
Su hermoso rostro, reposa, duerme con expresión tranquila entre mis manos.
El agua es limpia, clara. Reflejando con realidad el flujo de luz fuente en el techo. Por eso mis ojos se fijaban en ella, en su frialdad, en su claridad, en su transparencia casi humana, allí estaba el perfecto ejemplo de algo pensante, un líquido adaptable a cada recipiente, acuosidad sin voz… el agua, en otras palabras, humano.
Y el agua hacía que mi esposa reposara, mi amada era el agua, el fluido la mecía en sus protectoras manos, la protegía cual sarcófago de cristal bañado en rosas.
…Por eso dormía… ¿No?...
Un cuello pálido cubierto de ópalos brillantes, allí donde rozan mis yemas, aparece un ópalo, brillante. De alguna forma grotesco. Esparciendo razonamientos sobre lo vivo, lo muerto y lo inconsciente, sobre lo correcto e incorrecto, sobre la demencia y la cordura.
Ellos me miraban, me recriminaban, aquellos horribles ópalos en su cuello.

—Eso no tiene ni pies ni cabeza—Una sonrisa hueca, suave. Puedo oír mi solitaria voz esparcirse en eco por el baño, una voz rígida y susurrante.
—Nunca lo tuvo.
En quietud, siempre en quietud. Una mente colapsando. Una mirada fija en su cabello.
Párpado, esclerótica, pupila. Quietud. No quiero moverme… su belleza debería ser contemplada para siempre.
Con mucho cuidado, tomo su cabeza y la saco del agua, su cuerpo se mueve detrás de ella, sus ópalos relucen bajo la luz con brillos multicolores; pálida y dormida. Tranquila.
No es que quiera llorar, pero mis ojos se humedecen en medio de una expresión neutra y silenciosa. No es que quiera llorar, sólo me he liberado a mí mismo. Sólo eso, no es que lamente que haya muerto, que yo haya estrujado aquel cuello hasta la muerte.
No, no lo lamento.
Porque se tiende a amar lo olvidado e inalcanzable, el pasado, sólo por eso lloro, no por ella, lloro por mí mismo, por nadie más. Lloro por lo que había tardado tantos años en aparecer, lloro por mi esclavitud perdida. Mi libertad, mis cadenas rotas. Algo que llaman cordura, algo que no era cordura. Lloro por mi inconsciencia, mi muerte en vida, sólo por eso.
Pero, sin lugar a dudas, lo hermoso en aquello yaciente, era la facilidad con la que el agua dividía la vida, la inconsciencia y la muerte. Ella estaba muerta, yo estaba vivo, y el resto inconsciente.
Eso me volvía en un tipo increíblemente solitario. Pero, realmente no importa.
Ópalos en su pálido cuello, muestran de su muerte.
Yo río, ella quizá reiría, nosotros reímos.





Concursante C
Palabra es una palabra.
Palabra es una palabra, que se escribe de atrás para adelante, lleva un principio como todo, pero casi nada termina en A, ni mucho menos empieza con P.

Existe una fábula en la que las mujeres viejas de un pueblo cualquiera, se sientan a esperar solas, contando una a una las monedas que han conseguido robar, pero ellas saben que el día del juicio vendrá. Palabra termina en A, de Ancianidad.

Muchos adultos creen que el fin de sus vidas es trabajar, pulir sus habilidades y ganar dinero, encogerse de hombros, suplicar perdón y mirar el pasado con nostalgia. Dejan lo real y se vuelven racionales, la vista de halcón que nunca poseyeron se pierde entre dimes y diretes del tiempo, que se ríe de los inusuales castores, depredadores de bosques, ¿quién es el castor aquí? O la chaqueta amarilla, que mata a las abejas, importantes transportadoras de polen, creadoras del oxígeno y el ciclo vital, pero ¿quién es la chaqueta amarilla?, o la cucaracha inmortal, que por más que la pisas sobrevivirá, incluso si una guerra nuclear nos golpeara la cara, pero ¿quién es la cucaracha?, solo puedo decirles que R es Racionalidad.

Cortinas de azulejos fluorescentes golpean un nuevo hogar, el que siempre soñaste, tus propias cosas, tu propio mundo, un poco de porcelana por allá, alfombra y tapices de colores vivos y fuertes, masculinidad y feminidad a flor de piel, sueño de bodas, intransigentes manjares de estabilidad, el sueño de todo humano, formar una vida, perderle el miedo a la inseguridad, saber qué haces las cosas bien. Palabra se escribe con B, de Boda.

La A es lo que nos enloquece a todos, el principio de algo, siempre apurado, frenético, escondido entre sonidos del silencio, acongojados, esperando a la eternidad y sabiendo que es imposible de alcanzar, pero siguen soñando con ello, un apuro, un suspiro, una oportunidad para muchos que vivir solos no pueden, ¿azar del destino? ¿Petición de la cultura y la sociedad?. Palabra se escribe con A, de Amor.

Sofistas que creían haber alcanzado la perfección, ahora se muestran adolecidos, debilitados, deprimidos y hasta ansiosos, la vida no parecía tan simple, hoy se convierten en verdaderos sofistas, platican de la vida, la intentan entender, quieren ser sabios, el mundo es insoportable para algunos, o lleno de promesas para otros, pero ahí siguen estos, intentando salir de la cotidianeidad, de los brazos que los mantienen amarrados al compás de una nota musical muy estructurada. Palabra lleva L, de Locura.

La vida es hermosa, el mundo es tuyo, todo gira a tu alrededor, eres Dios hermano mío, corre por el mundo, hazlo tuyo, reflexiona sobre la vida, alcanza la manzana de Adán, peca y vive, desflórate, bebe, disfruta, la vida es ahora, no hay mañana, todo por lo que has crecido significa hoy, miente, acobíjate en los brazos de otro, soluciona tus rencillas o prepárate para lanzar malditos golpes de absolución, que Palabra se escribe con A, de Adolescencia.

El inicio de Palabra, que no es el verdadero inicio, sino el principio del fin, la salida del yugo, la vida se abre a las posibilidades, pero tú aún no lo entiendes del todo, sigues esperando volver, todos los días a casa, la experiencia es como un juego y para algunas mujeres la sangre es un torrente del alma, que llega más temprano y los hombres comienzan a hacerse simples, como todos los seres humanos, iguales por naturaleza, distintos por atrevimiento, Palabra empieza con P, de Pubertad, la palabra siempre ha sido vida, pero tú no tienes sentido para verla como crees. Por eso, no busques sentido al escrito, no lo tiene, pero si lo buscas lo encontrarás, no tiene patas ni cabeza, pero cabeza y pata habrá para quien desee verlas, el sentido es tuyo y de nadie más, nada tiene sentido, tú eres el que se lo da.

_________________________

Los locos tienen unas intuiciones más profundas que la gente de la acera, pero no tienen la clave ni el timón y se despeñan en el abismo.


Spoiler:

Si estás vacío, puedes llenarte como sea que quieras. El mundo el tuyo.
avatar
D. Dorado E.

Femenino
Cantidad de envíos : 724
Edad : 21
Puntos : 16204

Hoja de personaje
Raza: Dragón

http://www.cronicasdoradas.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.